Además de la depresión por la salud de su hijo, este fue el otro elemento que llevó al sargento a quitarse la vida, su expareja y su madre lo cuentan todo.

Esta mañana informamos el lamentable caso del Sargento Jorge Aquino alias Tony quien por no tener recursos para someter a un trasplante de hígado a su hijo de un año y nueve meses de nacido, se suicidó anoche de un balazo en la cabeza con su arma de reglamento, hecho sucedido a su vivienda en el sector Los Guandules del Distrito Nacional.

El sargento Jorge Aquino, de 33 años, prestaba servicios en la subdirección de la Dirección de Investigaciones Criminales (Dicrim) del Departamento Felicidad en Los Mina.

El hecho ocurrió pasadas las 9:30 de la noche en la calle Esperanza número 43 del sector Los Guandules, de esta capital.

Pero el asunto es que hay otro elemento que llevó al sargento a quitarse la vida además de la depresión que ya tenía por la enfermedad de su hijo, el asunto es que este tuvo una discusión con su esposa por este tema.

Testigos dijeron a las autoridades que Aquino discutió con su esposa Heidy Asensio, a quien dijo “yo no tengo dinero para sanar ni mucho menos para otros problemas”, y de inmediato sacó su pistola y se disparó en la sien. El coronel Frank Félix Durán Mejía, vocero de la Policía confirmó la discusión con la esposa y el sargento.

Al ser entrevistada, la expareja dice que estaban discutiendo por unos medicamentos y unos análisis que el niño necesitaba, cuando de repente tomó el arma y cometió el hecho.

Por otro lado, la madre del occiso dice que su expareja estaba sentada diciéndole muchísimas cosas, no aguantó, sacó el arma y se disparó.

Realmente una situación terrible, de seguro que los problemas de salud del niño fue una de las causas que llevó a la pareja a romper su relación. La tensión y la presión provocada por toda esta situación, llevó a que este hombre en un momento de desesperación, tomara una decisión de la cual no se puede arrepentir.

Deja tu Comentario